ANTONIO RAMOS-YZQUIERDO ZAMORANO
LA JABAR Nº25


Para enlazar con la parte final de mi anterior artículo nos situamos en tiempo después de la cuarta ronda de conversaciones de Manhasset o Manhasset IV, o sea a finales de marzo del 2008.

Durante estas conversaciones y hasta el final de las mismas las dos partes, el POLISARIO y Marruecos seguían aferrados a sus posiciones ya tradicionales, Marruecos parte de la base de que su propuesta de autonomía es el punto de partida para cualquier acuerdo y que no es necesario un referendo para llegar a ella y el POLISARIO que es necesario el referendo y una de sus preguntas ha de ser la opción de independencia, posición esta última que está en la línea de las sucesivas resoluciones de la ONU, mientras que la de Marruecos parte de la falsa premisa de que las provincias del sur, como las llaman en su lenguaje oficial, forman parte de su territorio y no se puede tratar de romper la integridad del reino de Marruecos.

Leer más...


ANTONIO RAMOS-YZQUIERDO ZAMORANO
LA JABAR Nº24


Una tendencia general ante un acontecimiento que nos mueve de manera emocional es la de considerar únicamente los hechos recientes sin atender demasiado a sus raíces, pues éstas o no concuerdan con nuestros sentimientos actuales o las hemos olvidado o nunca las hemos sabido y no tenemos interés en conocerlas.

La mayoría de los humanos se deja llevar por esta tendencia y entre ellos los españoles que ante el problema del Sahara dejan que sentimientos de compasión y una vaga sensación de culpabilidad nacional nublen su perspectiva histórica y por lo tanto sus posibilidades de comprenderlo.

La población del Sahara sin necesidad de remontarse a la prehistoria estuvo compuesta por las tribus bereberes senayas que en sus luchas con otros bereberes, los zenata, se extendían más o menos hacia el norte del Magreb y sin muchos problemas mantenían sus límites en la sabana subsahariana. Estas tribus eran en su mayoría nómadas, aunque los tuareg practicaban la trashumancia entre campamentos de invierno y verano con desplazamientos reducidos dentro de un mismo valle, y como tales nómadas controlaban las rutas comerciales entre el norte y el centro de África a través del desierto, su movilidad y riqueza se basaban a partir del siglo IV en el camello. Un poco apartados de la primera oleada musulmana del siglo VII, su conversión al Islam se produce en el siglo IX, dos siglos después que la totalidad de la antigua Mauritania romana, Ifriquiya para los árabes.

Leer más...

 

La Jabar del Nómada Nº 13. 2004

Concepción Pérez Tafalla
Licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza


DURANTE mi primer viaje de Madrid a El Aaiún, allá por la primavera del año 1972, yo me imaginaba el desierto como lo vi en una de las películas que varias veces contemplé y muchas me impactó "Lawrence de Arabia"; la travesía, con escala en Las Palmas, se me hizo corta de tanto soñar; aparte las circunstancias del viaje se prestaban al ensueño y la ilusión; yo era muy joven, estaba recién casada y me iba a reunir con mi marido, después de un tiempo separados ya que estaba destinado en Tropas Nómadas, y aunque era nuestro tercer destino, me animaba la ilusión de construir otra vez el hogar, puesto que la vida errante o nómada del militar —en nuestro caso— y también del civil, la mujeres siempre creemos que vamos a recalar en el “puerto seguro”, donde vamos a quedarnos “casi para siempre”, esto nunca puede ser así, por circunstancias obvias.

Al aterrizar en aquel inhóspito aeropuerto sahariano donde me recibió el viento, que me acarició casi agresivamente, con intención de convertirse en el compañero constante, ya que casi nunca para de soplar y azotar en el rostro.

El Aaiún era una ciudad pequeña, pero risueña con un clima más suave que Smara, su capital religiosa,, y menos bonita que Villa Cisneros (actual Dajla), según siempre te dicen los que allí estuvieron, siendo el eterno pique de dos ciudades que, como en todas partes, pretenden ser capitalinas, pero sólo puede ser una de las dos.

Leer más...

 

La Jabar del Nómada Nº 7. 2002

Jorge Márquez Ybarra
Nómada


En noviembre de 1972 cuando asistí a mi sorteo de destino militar y pude leer por primera vez la palabra BIR que a mí me sonó un poco raro, pero luego me quedé extrañado porque al preguntar a algunos soldados de la Caja de Reclutas todos desconocían mi destino. Hasta el, pensé que estaba en una guerra de verdad día siguiente no supe que estaba en el Sáhara español.

Antes de incorporarme a filas recibí una carta de un amigo de mi infancia, el cual se enteró de mi destino por sus padres, porque él estaba en Villa Cisneros, y me dijo que de voluntario para nada, que a mi suerte, y así lo hice.

Leer más...

La Jabar Nº 2. 1999

César Goas Escribano
Nómada


Está muy extendida la opinión de que España abandonó, traicionó o hizo dejación de las obligaciones que como potencia administradora de los intereses del Sáhara le correspondían, tanto, que incluso militares que estuvieron destinados en el territorio y por tanto conocedores de la acción de nuestra nación en aquellas tierras tienen ese mismo sentimiento y, tal vez, hasta una cierta "mala conciencia" por lo que se ha dado en llamar abandono del Sáhara (conozco a alguno que se quitó del uniforme el distintivo de permanencia).

A esto ha contribuido en gran medida las publicaciones realizadas, tanto en la prensa como en libros, así como las opiniones de comentaristas y políticos que de manera más o menos parcial y no siempre muy acertada, intentaron e intentan en la actualidad -siempre que sale el tema- explicar, justificar o criticar la acción del Gobierno español en aquel momento, donde casi por unanimidad aparece España como la única culpable del proceso de descolonización.

Leer más...

 

La Jabar del Nómada Nº 2. 1999

José Luis Urquijo Chacón
Nómada


Marruecos no fue un Estado-Nación, unificado, antes del siglo XX. Más bien se trataba de un mosaico de tribus, muchas de las cuales fueron de vez en cuando gobernadas, sólo nominalmente, por el Majzen, el gobierno del Sultán.

Las regiones bajo la administración directa del Sultán generalmente eran las ciudades y los llanos cultivados, conocidos como "Bilad el Majzen", mientras que los que no controlaba el Sultán, principalmente las montañas del Rif y Atlas, recibían el nombre de "Bilad-es-Seba" (tierras disidentes).

Muy pocos sultanes marroquíes tuvieron poder y medios para controlar e imponer impuestos a las tribus bereberes. La mayor preocupación de los sultanes se centraba en combatir intrigas palaciegas, subyugar tribus rebeldes y defenderse de los agresores españoles y portugueses durante los siglos XV y XVI, y de los turcos, señores de la costa argelina, desde el siglo XVI al XIX, y luego de Francia que empezó su conquista de Argelia en 1870, sin contar las aspiraciones de otras potencias europeas en el mismo siglo.

Leer más...

La Jabar del Nómada Nº 3. 1999

César Goas Escribano
Nómada


"...sólo pido a Dios que sea valiente".

El azar hizo que Ángel Moral Noral fuera soldado en tiempos inciertos para España y encuadrado en la Agrupación de Tropas Nómadas cuando el futuro del Sáhara era de dudoso pronóstico. Tiempo incierto y contradictorio; incierto por lo imprevisible del futuro, contradictorio por lo dispar de nuestros sentimientos. Realmente el final de la primera mitad de la década de los setenta en el Sáhara fue época de confusión y contradicción que afectó tanto a los europeos como a los saharahuis.


De pronto, en un momento determinado e impreciso debíamos tratar como enemigos a unas personas con las que nos identificábamos plenamente y de las que nos sentíamos amigos; debíamos prevenirnos contra los que hasta hacía poco compartían con nosotros agua, comida,pan, sudor y esfuerzo, tristezas y alegrías.

Leer más...

 

La Jabar del Nómada Nº 5. 2001

Rafael Roca Real
Nómada


EMPEZÓ mi aventura, un día de los primeros de marzo de 1961 cuando me enteré de que en muy pocos días más, me llevarían a cumplir el servicio militar en el desierto del Sahara, La verdad es que me llamó mucho la atención en un principio el nombre del cuerpo al que era destinado. En mi cartilla militar "la Verde", decía TROPAS NOMADAS SAHARA.

He de decir que en el fondo siempre me había gustado un poco la aventura, por lo que en un primer momento me alegré ya que era un territorio poco corriente, nada más y nada menos que “un desierto”, pero también lo sentía por la pobre de mi madre, pues ella, como todas la madres, creía que algo me pasaría en aquellas tierras tan lejanas.

Leer más...

 

La Jabar del nómada nº 24. 2009

Mónica Fernández-Aceytuno


"Huele a sol", o algo parecido, recuerdo haber leído en algún libro de Albert Camus; puede que fuera en "El extranjero". Es este el único olor que tengo del desierto en la memoria; el fresco olor del sol sobre el encalado de las paredes de mi casa. Puede que los pies negros, o algo parecido que somos los que nacimos en África, pusimos por primera vez los pies en la tierra sobre su suelo, su mar, su arena, y como no hemos podido volver, recordamos el olor a sol,como único olor, seco y fresco a la vez, que salía de las paredes, a pleno sol, cálidas y cegadoras, contra el azul del cielo, blancas.

Esta sensación común, que no deja de ser una raiz imaginaria, de no tener ya tierra, de haber nacido en un lugar al que no puedes regresar, y si regresas, ya no es el lugar en que nacistes, porque ni siquiera se llama de la misma manera, y estás condenado a errar, a ser nómada en el desierto que será a partir de entonces el mundo, porque ya podrás volver a todas partes menos a la tierra donde naciste.

Leer más...

 

La jabar del nómada nº 1. 1998

Antonio Ramos-Yzquierdo Zamorano
Nómada


Aunque podemos decir que nuestra Hermandad está todavía dando sus primeros pasos, al compararla con otras asociaciones militares de las mismas características, lo cierto es que ya tiene algunos años de antigüedad, por lo menos en su idea original, y como en el Ejército la antigüedad es un grado, no debemos renunciar a la que tenemos aunque sea pequeña.

Como es lógico nuestro nacimiento oficial, en julio de 1997, está perfectamente documentado y los datos son de todos conocidos, pero lo que podríamos llamar la "prehistoria" está sujeta a los recuerdos de cad uno de los participantes en los movimientos iniciales y a su transmisión oral o escrita.

Vaya por delante que nombres y fechas pueden ser completados por los distintos actores de lo que a continuación voy a relatarles.

Leer más...

Joomla templates by a4joomla